1/4

1/4

1/4

1/4
Buscar
  • Fuerza Minera

BHP y Río Tinto se asocian en una nueva tecnologías de relaves

BHP y Río Tinto anunciaron un acuerdo de colaboración para acelerar el desarrollo de una tecnología que podría aumentar significativamente la recuperación de agua de los relaves mineros y, a su vez, reducir los posibles riesgos de seguridad y las huellas medioambientales asociadas a las instalaciones de almacenamiento de relaves.

El primer proyecto consistirá en probar la aplicación de una innovadora unidad de filtrado de gran volumen en una mina de cobre de BHP en Chile, que eliminaría hasta el 80% del agua de la corriente de relaves antes de depositarla en una instalación de almacenamiento.


Río Tinto aportará su experiencia en la aplicación de filtros de relaves a menor escala para los residuos de bauxita en las refinerías de alúmina desde 2005, y añadió que ambas organizaciones trabajarán en colaboración con los principales proveedores de tecnología y equipos, expertos técnicos, grupos de investigación y el sector académico.


Asimismo es importante destacar que la producción de la unidad de filtrado ya está en marcha, con la construcción del piloto prevista para principios de 2023 y el inicio de las operaciones programado para principios de 2024.


Mark Davies, director técnico de Rio Tinto, destacó que “Es de interés para todos que nosotros, como industria, encontremos formas más seguras y sostenibles de gestionar los relaves. Como dos de las empresas líderes en el sector, queremos aportar nuestro conocimiento y experiencia combinados para abordar este desafío”.


El piloto pondrá a prueba el potencial de una unidad de filtrado de relaves a gran escala para la escalabilidad y la rentabilidad en las operaciones mineras mundiales.


“Eliminar más agua de los relaves reduciría los riesgos potenciales asociados a la humedad en las instalaciones de almacenamiento, reduciría la huella requerida por dichas instalaciones y crearía oportunidades para reutilizar productivamente los relaves, por ejemplo, como materia prima para las industrias del vidrio, la construcción o la agricultura”, señalaron las empresas en un comunicado.


Y lo que es más importante, el agua adicional que se recupera de los residuos mediante la filtración podría reutilizarse en las instalaciones de procesamiento, reduciendo el consumo total de agua.


Los residuos suelen adoptar la forma de un lodo líquido compuesto por finas partículas de metal o minerales y agua, que se crea cuando el mineral extraído se tritura y se muele finamente en un proceso de molienda para permitir la extracción de los metales y minerales de interés.


Fuente: Fuerza Minera con información de Minería en Línea