1/4

1/4

1/4

1/4
Buscar
  • Fuerza Minera

Perú: Mina Argos Puka Mani recuperó la posesión de su concesión minera

Se pudo comprobar que los comuneros extrajeron mineral de la mina.

Finalmente, los dueños de la mina Argos Puka Mani, recuperaron la posesión de su concesión minera en el sector Betaspata, distrito de Sina, provincia de San Antonio de Putina, región Puno. Esto, luego de una toma ilegal y violenta de parte de comuneros de Saqi Totora, ocurrida en noviembre de 2021.

El juez de Investigación Preparatoria de Sandia, Jorge Matías Nina Pariapaza, tuvo a su cargo la decisión que le devolvió la posesión a la empresa. Cabe precisar que el juez, acompañado de otras autoridades, llegaron hasta el campamento minero, ubicado cerca a la frontera con Bolivia.

En efecto, al llegar al lugar, el juez y la comisión solo hallaron cenizas de lo que alguna vez constituyó el campamento minero; ya que, los comuneros quemaron las instalaciones donde vivía el personal de la mina Argos Puka Mani; así como la planta de procesamiento, el comedor y otros ambientes en la toma que levaron a cabo el 21 de noviembre.

Según los comuneros de Saqi Totora, la invasión al predio se debe a supuestos incumplimientos de compromisos y la no ejecución de obras sociales. Sin embargo, se pudo evidenciar que los comuneros ingresaron a la mina a explotar oro de manera ilegal.

Comuneros sacaron mineral de la mina Argos Puka Mani

En el marco de la visita para la restitución, las autoridades comprobaron que los comuneros ingresaron a los socavones a extraer oro; ya que se pudo hallar equipos artesanales utilizados para destrur la roca para extraer el mineral de la mina Argos Puka Mani.

De hecho, durante todo el tiempo que duró la toma de la mina, los comuneros tenían control absoluto de varias bocaminas de donde extraían el metal. Pero ahora, tras la restitución de la posesión sobre las 600 hectáreas de su concesión, la empresa pudo retomar el control.

Vale decir que, en total, participaron unos 600 policías para garantizar el orden en la diligencia. Esta masiva intervención se debió a que se temía una resistencia de parte de los comuneros, pero al final no la hubo.

“Ahora no nos vuelven a sacar”, señaló Pedro Manuel Gauthier Velarde, superintendente de la mina Argos PuKa Mani. “Demasiado daño hicieron. Lo peor es que lo hicieron por interés. La protesta nunca tuvo propósitos reivindicativos”, sostuvo, agregando que las pérdidas superan los cuatro millones de soles.

Por su parte, el Ministerio Público de Sandia informó que se investiga a los comuneros por los delitos de usurpación, robo de mineral, daños materiales, entre otros. Mientras que, el Ministerio del Interior, a través de un contingente policial, garantizará la seguridad en inmediaciones del campamento minero.


Fuente: Tiempo Minero