top of page
  • Foto del escritorFuerza Minera

Mendoza: Comenzó la perforación en Cerro Amarillo

Tras dos décadas sin actividad de perforación de cobre, comenzaron las tareas de perforación en Cerro Amarillo, en la provincia de Mendoza, Argentina. La actividad se realiza en el marco de la Ley 7722 con sistema de perforación de diamantina y reciclaje completo de agua.


El proyecto contempla la exploración del terreno para evaluar sus características geofísicas y el potencial geológico de una zona que comparte formación con Chile, rico en pórfidos de cobre. La exploración fue aprobada por la Legislatura provincial y prioriza la contratación de recursos y mano de obra locales.


Para presenciar los trabajos, a cargo de la minera de capitales nacionales Wincul SA, las autoridades de la provincia de Mendoza viajaron hasta el yacimiento, ubicado a 60 kilómetros de la ciudad cabecera de Malargüe.


“Se controla que todo el plan de inversiones se realice sobre las normativas vigentes. El plan es llegar a alrededor de 10 pozos en 2024, dependiendo de las condiciones del tiempo”, enfatizó el subsecretario de Energía, Manuel Sánchez Bandini. Se trata de una zona de altura y que las nevadas influyen en las tareas exploratorias.


“En este sitio, comienza su actividad la empresa de capitales nacionales, con mano de obra, empresas y servicios de Mendoza. Ya se han perforado aproximadamente 142 metros con resultados muy positivos y esperanzadores”, dijo Jerónimo Shantal, a cargo de la Dirección de Minería.“Estamos realizando los procesos de fiscalización y control y haremos lo mismo en El Burrero y Las Choicas (yacimientos de cobre)”, afirmó Leonardo Fernández, director de Protección Ambiental.


Ambos proyectos de cobre obtuvieron aprobación legislativa el pasado diciembre.“Hemos estado visitando los primeros pasos de este desarrollo en Cerro Amarillo, convencidos de que la minería es fundamental para el desarrollo de nuestro departamento y de la provincia de Mendoza”, afirmó el intendente de Malargüe, Celso Jaque.


Una vez concluida la perforación, se procederá al sellado del pozo, que incluye el entubado en caso de detectarse agua subterránea y el cegado con estériles de la zona, además de una tapa de cemento con una identificación en la superficie. Los pozos serán detectables por técnicas de búsqueda mediante GPS.


Fuente: mccopa

Comments


bottom of page