1/4

1/4

1/4

1/4
Buscar
  • Fuerza Minera

Jujuy: Allkem planea aumentar la producción de su planta de litio en el salar de Olaroz

La minera australiana avanza en los estudios para aumentar su actual fabricación del metal en su planta en la Puna.

La minera australiana Allkem avanza en el estudio de factibilidad para la construcción de la tercera etapa de su planta de producción de carbonato de litio en el salar de Olaroz, en la provincia de Jujuy, lo que la convertiría en la mayor fabricante de la Argentina.


La empresa, surgida de la fusión de Orocobre y Galaxy Resources, está avanzando con el análisis del proyecto, pero aún no se ha realizado la ingeniería de detalle, afirma Francisco Torres, director de operaciones de Sales de Jujuy, su unidad local, durante una visita a las instalaciones.


“La concreción de esta nueva ampliación va a depender de las condiciones que muestre el mercado, tanto del comportamiento que tenga el precio del carbonato de litio como la demanda”, sostiene.


El precio del carbonato de litio se desplomó durante el año pasado debido a la pandemia de COVID y alcanzó niveles mínimos cercanos a los 4.300 dólares por toneladas en septiembre. A partir de diciembre de 2020, su cotización comenzó a recuperarse y en la actualidad se ubica cerca de los 13.000.


El salar de Olaroz, situado a 3.900 metros sobre el nivel del mar, cuenta con recursos estimados medidos e indicados de 6,40 millones de toneladas de CLE y 19,30 millones de potasio con sólo el 15% de los recursos definidos extraídos y una vida útil remanente de 40 años.


En paralelo a este proyecto, la compañía también está estudiando la posibilidad de construir un parque solar de 4 MW para autogenerar parte de los 5 MW que precisará para las operaciones de las primeras dos etapas de la planta.


Esta es una idea que viene trabajando desde 2018, antes de lanzar la primera expansión de la fábrica de carbonato de litio que actualmente está en curso y forma parte de su programa de sostenibilidad para reducir la generación de gases de efectivo invernadero.


Para su desarrollo, la empresa podría contar con el asesoramiento de Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado (Jemse), su socia minoritaria en Sales de Jujuy, y que ya levantó Cauchari I, II y III, de 300 MW, en las cercanías, sostiene una fuente cercana a la compañía australiana.


Como informó Desarrollo Energético, el avance de este proyecto también dependerá de la posibilidad de comprarle a la firma provincial parte de la energía que podría generar en la expansión de 170 MW del parque fotovoltaico que planea llevar adelante.


En la actualidad, la totalidad de la electricidad y del calor para las calderas que se utiliza en las instalaciones de Sales de Jujuy se producen en una central térmica en base a gas natural.


Mientras trabaja en estos planes a futuro, Allkem se encuentra en pleno proceso de construcción de la primera etapa de expansión de su planta (segunda fase) para llevar la producción total a las 42.500 toneladas por año (t/a) de carbonato de litio equivalente (CLE).


La empresa australiana espera que la nueva fábrica esté terminada durante el primer semestre de 2022 y, así, poder iniciar con sus operaciones a partir de la segunda mitad del año que viene.


Jacobs Engineering junto con WorleyParsons están llevando adelante el proceso de construcción de la nueva planta de 25.000 t/a de CLE que utilizará un diseño simplificado que incluye un circuito de carbonato de litio primario, pero excluye uno de purificación.


Su desarrollo requerirá de una inversión total de 285 millones de dólares (incluyendo contingencias por 25 millones), de los cuales ya llevaba desembolsados 216 millones (excluyendo IVA, capital de trabajo y costos financieros) al 30 de junio.


El costo de esta nueva fase es mayor al de la primera parte de 17.500 t/a de CLE que actualmente está en operación debido “a la mayor precisión con el estudio de ingeniería en comparación con el nivel de alcance anterior, redundancia adicional en el diseño, aumentos en los costos indirectos y presiones inflacionarias”, explica la empresa en un reporte.


Allkem está financiando parte del desarrollo de la expansión de su planta con un crédito de 180 millones de dólares con tasa Libor + 0,94% hasta marzo de 2021 y, luego, 2,612% y vencimiento en marzo de 2029 que le otorgó el banco japonés Mizuho Bank (MHBK).


Hasta el momento, la firma ha retirado 146 millones de este monto para utilizar en las obras. Los restantes 115 millones de dólares fueron aportados por la compañía y por su socia en el proyecto Toyota Tsusho Corporation (TTC) a través de préstamos de los accionistas y su flujo de caja operativo.


Esta estrategia es similar a la utilizada para la construcción de la primera fase del proyecto ya que el banco japonés le otorgó un crédito de 191,90 millones de dólares con tasa Libor + 0,80% primero y, luego, de 4,896% y vencimiento en septiembre de 2024.


Sales de Jujuy produjo 13.319 t/a de CLE en su año fiscal 2021 finalizado el 30 de junio, un 27% más que lo registrado en el mismo período de 2020 en la fábrica ubicada en la Puna, a 230 kilómetros de San Salvador de Jujuy. A su vez, redujo el 12% su costo de fabricación a 3.860 dólares por tonelada en idéntico lapso de tiempo.


La compañía planea destinar 10.000 toneladas de CLE de grado técnico para convertirlos en hidróxido de litio en la planta de Nahara, que Allkem está terminando de construir en Japón.


Incluso, la empresa australiana está en pleno proceso de análisis sobre las posibilidades de realizar una ampliación de estas instalaciones en paralelo con los estudios para incrementar su producción en Jujuy.


Sales de Jujuy es controlada 91,50% por la firma singapurense Sales de Jujuy Pte Ltd y 8,50% por la local Energía y Minería Sociedad del Estado (JEMSE). A su vez, Sales de Jujuy Pte Ltd está en manos de Allkem (72,68%) y Toyota Tsusho (27,32%).


Por Hernán Dobry


El periodista fue invitado por Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado a recorrer el parque solar Cuachari I, II y III y la planta de Sales de Jujuy.


Fuente: Desarrollo Energético