top of page
  • Foto del escritorFuerza Minera

Consultrucks nos cuenta cómo afecta la situación económica a las operaciones logísticas

Debido a las actuales condiciones económicas por las que se ve atravesada Argentina, fundadores de Consultrucks, empresa líder en operaciones logísticas, comentan a Fuerza Minera como es salir adelante en estos tiempos de constantes cambios.


Como se sabe, la inflación es un fenómeno que impacta significativamente en todos los rubros de la economía argentina. El mes pasado fue del 6% y si bien fue el índice mensual más bajo del 2023, el anual acumulado llega a 50,7% y un 115,6% interanual.


Este complicado contexto económico impacta a todas las industrias por igual. Por eso charlamos con Agustín Osuna y Santiago Pinto, líderes y fundadores de Consultrucks quienes nos cuentan como se ve afectada la operación logística dentro de la industria minera y como es salir adelante en estos tiempos de constantes cambios.


¿Cómo afecta la situación económica actual del país, variaciones de los tipos de cambio del dólar y alta inflación, a los costos operativos de la empresa?


Santiago: A diferencia de lo que muchos creen, la mayoría de los tarifarios con empresas mineras y proveedores de mineras están en Pesos Argentinos, lo que nos hace muy vulnerables ante cambios bruscos del tipo de cambio. El flete internacional es el único que se cotiza en USD, pero igualmente ante situaciones como las que estamos viviendo actualmente, genera incertidumbre respecto a la continuidad de los contratos o revisiones permanentes.


Estamos en Argentina, nos preparamos desde muy jóvenes para vivir en constante cambio, en permanentes desafíos y nunca podemos estar “en piloto automático” porque de un día para el otro el negocio puede virar 180 grados.


Los costos operativos son muy relativos, puesto que tenemos Mano de Obra y Combustible como los mayores ponderables, pero también sufrimos como todos nuestros colegas, la falta de insumos, sobre-precios, la competencia “desleal” con proveedores que no facturan sus servicios o insumos, la falta de personal capacitado para la conducción en alta montaña, etc.


Estas semanas post-elecciones han representado para nosotros sin duda uno de los desafíos más complejos del 2023. Ya que de un día para el otro hemos tenido listas oficiales con aumentos entre el 20 y el 30 % en la mayoría de los insumos como lubricantes, combustibles y neumáticos. Lo más complejo no es eso, sino la falta de referencia para todos a la hora de cotizar un servicio o insumo para nuestros proveedores.


La inflación en el transporte la mide FADEEAC, y tanto los clientes mineros como nosotros los proveedores confiamos en estos índices e intentamos mantener una línea referencial para ajustar tarifarios y mantener acuerdos comerciales de mediano y largo plazo. La mayor dificultad hoy en día es que los ajustes pueden ser mensuales, cada dos meses o inclusive trimestrales, lo cual estos niveles inflacionarios nos desafían a todos los transportistas para mantenernos competitivos.


Sin dudas los plazos de pago son por sobre todas las cosas la clave hoy en día, y cada vez se hace más complejo poder resistir por ejemplo 30 días cuando muchos proveedores de insumos entregan mercadería solo de contado.


¿Qué elementos representan los mayores costos en empresa de logística en la industria minera?


Agustín: Algunos de los principales elementos que pueden representar los mayores costos en una empresa de logística en la industria minera son:

  • Los equipos, que incluyen la compra, actualización y contratación de camiones, semirremolques, acoplados y camionetas, y su equipamiento para trabajar en alta montaña. En los costos las amortizaciones tienen un costo ponderado elevado.

  • El mantenimiento de esos equipos, tanto correctivo como preventivo, ya que nuestras unidades trabajan en condiciones extremas en medio de la montaña, por lo que es fundamental el correcto funcionamiento de todos los equipos.

  • La mano de obra, ya que se necesita contar con choferes experimentados en conducción de alta montaña, con habilitaciones correspondientes y, lo más importante, comprometidos y responsables.

  • Y por último el combustible, que es sin duda alguna uno de los costos más representativos diariamente en la operación. El hecho de que nuestras unidades realicen sus trabajos en condiciones extremas con mucho ripio y pendientes, hace que el consumo de combustible sea considerablemente mayor al estándar.


¿Cómo afronta Consultrucks el aumento de precio en estos insumos producto de la inflación e inestabilidad económica de Argentina?


Agustín: Es sin dudas un desafío complejo para nuestra empresa, especialmente en un contexto como el de Argentina de mucha incertidumbre. Utilizamos varias estrategias para enfrentar estas situaciones:

  • Análisis de abastecimiento: analizar insumos clave y su relación con la inflación y la economía actual. Con base en esos análisis definimos stocks de seguridad ideales para cada insumo. Esto ayuda a anticipar aumentos de precios. Por ejemplo, comprando neumáticos y lubricantes cuando vemos una oportunidad de precio competitivo, pero también siendo conscientes de que todos los insumos en stock son capital “quieto” y debemos definir siempre una estrategia acorde a nuestras posibilidades.

  • Negociación y diversificación de proveedores: Trabajamos con múltiples proveedores para evitar depender en exceso de uno solo. Adicionalmente, buscamos crear relaciones a largo plazo con cada uno de ellos, lo que nos permite tener una mejor negociación y contar con cierta disponibilidad asegurada por ser clientes fidelizados.

  • Negociación con clientes: Buscamos cerrar tratos comerciales con nuestros clientes los cuales estén anexados a contratos a largo plazo en los que se establezcan fórmulas de ajustes transparentes y, por supuesto, algo flexibles por las condiciones adversas que enfrentamos todas las partes en una economía tan cambiante.

  • Eficiencia: Implementamos prácticas de gestión eficiente para reducir los costos, mejorar la utilización de los recursos y optimizar los procesos logísticos. Esto nos ayuda a compensar los aumentos de costos y ser competitivos en precios. Pero es un punto muy complejo de gestionar, donde debemos considerar no solo los KM que realiza cada camión, sino los gastos fijos y variables incurridos.


¿Cómo ven que afecta la situación económica actual a la industria minera argentina en general?


Santiago: La minería es una de las actividades que se encuentra “blindada” de la realidad económica a niveles MACRO en mi opinión, es decir, entendemos que difícilmente una empresa minera tome determinaciones de cambios bruscos por alta inflación o inestabilidad cambiaria. La mayoría de las empresas mineras son de capitales extranjeros y eso da cierta tranquilidad para avanzar en la construcción de un proyecto. Además, los productos como el litio se exportan luego en grandes volúmenes y sus inversores tienen entre 25 y 35 años de retorno, lo que implica una visión de largo plazo y no solo del escenario actual.


En mi opinión, un desafío importantísimo para la “nueva política” que se viene será como acompañar estas inversiones con infraestructura robusta, fuerza laboral capacitada y con políticas de estado que generen seguridad jurídica y estabilidad económica.


Fuente: Fuerza Minera

Comments


bottom of page