1/4

1/4

1/4

1/4
Buscar
  • Fuerza Minera

Chile: Codelco y grandes mineras aportarán US$ 3.406 millones para un nuevo plan de ayudas

Una de las dudas que surgieron durante el inicio del debate en el Congreso del proyecto que regula el bono y el préstamo solidario para la clase media y transportistas —que es una de las principales medidas del nuevo plan de ayudas económicas que anunció el Gobierno— tuvo que ver con las fuentes de financiamiento del paquete.



El martes, en la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, el ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda, adelantó que la mayor parte del plan será financiado con los ingresos adicionales que este año el fisco espera recibir del alza del precio del cobre. Detalló que la mayor recaudación por royalty minero y otros ingresos aportarían en torno a US$ 4.000 millones de los más de US$ 6.000 que cuesta el paquete.


Diputados de oposición como Giorgio Jackson (RD) advirtieron que las cifras no cuadraban respecto de estimaciones previas de ingresos entregadas por Hacienda en la discusión del proyecto que busca crear un royalty de 3% a las ventas de cobre y litio, y pidieron formalmente un desglose de los nuevos cálculos de aportes.


Una presentación de la Dirección de Presupuestos (Dipres), que considera información que fue enviada ayer en un oficio a los parlamentarios, aterriza las fuentes de financiamiento que están estimadas en el plan de ayudas para el primer semestre del también llamado Fondo Covid Fortalecido.


El documento detalla que los mayores ingresos, principalmente por el alza del cobre, se estiman en US$ 5.366 millones (1,75% del PIB). De ese total, se calcula que unos US$ 1.347 millones los aportará Codelco y US$ 2.059 millones lo entregarán las 10 grandes mineras privadas (GMP 10), es decir, dicho sector aportará US$ 3.406 millones.


Asimismo, habrá US$ 1.960 millones por ajuste de mayor crecimiento económico. Los US$ 5.366 millones que se recaudarán principalmente por el mayor valor del metal servirán para financiar medidas de gasto del plan. Ayer el cobre se mantuvo en US$ 4,09 la libra y en el año registra un promedio de US$ 3,85 la libra. La Ley de Presupuestos 2021 se legisló con un precio promedio del metal estimado en US $2,88 para el año, sin embargo, en el último Informe de Finanzas Públicas la Dipres elevó la proyección a US$ 3,35 la libra.


Por otra parte, de los activos del Tesoro Público se girarán US$ 1.750 millones (0,57% del PIB). Ese monto ayudará a financiar los préstamos considerados en el plan. Con ello, el total de recursos movilizados entre las medidas anunciadas a inicios de marzo, como el nuevo bono Clase Media y la ampliación del IFE a abril, y el nuevo plan fiscal informado el lunes, llega a US$ 7.116 millones.


“El paquete de medidas está financiado”, destaca el titular de la Dipres, Matías Acevedo, quien a la vez remarca que “al Fondo Covid, que al 2020 solo se habían gastado US$ 4.600 millones, se le agregan US$ 5.500 millones para gastar en iniciativas de inversión y en subsidio al empleo. Ahora se suman unos US$ 6.000 millones adicionales para poder financiar las ayudas a las familias más vulnerables, a la clase media y los préstamos para sortear los períodos de mayor restricción”.


Principales medidas


En la presentación del Gobierno también aparece la desagregación del costo de cada una de las medidas de ayudas anunciadas. La política más costosa es el IFE con US$ 2.937 millones, de los cuales US$ 529 millones corresponden a la primera extensión de la iniciativa anunciada en marzo y US$ 2.408 millones a su ampliación hasta junio, con un mayor universo de beneficiarios. El bono Clase Media involucra un gasto total de US$ 1.484 millones. De ese monto, unos US$ 1.000 millones corresponden a la medida original que surgió en marzo y US$ 484 millones al nuevo anuncio.


La medida de apoyo a las pymes considera un desembolso fiscal de US$ 300 millones. Mismo monto se contempla para el plan de fortalecimiento de la salud. Los cambios al subsidio al empleo implican un gasto de US$ 238 millones, la ampliación por tres meses del subsidio protege unos US$ 25 millones y el bono a transportistas US$ 82 millones. Todas esas medidas suman un gasto estimado de US$ 5.366 millones.


En tanto, el préstamo a la clase media y a transportistas —que está bajo la línea, es decir, no implica gasto fiscal— considera US$ 1.750 millones. Ingreso proyecto seguro En el Ejecutivo indicaron que también es inminente el ingreso al Parlamento del proyecto de ley que busca un mejoramiento del seguro de cesantía. En la actualidad, el seguro de desempleo comienza el primer mes con un pago equivalente al 70% del salario perdido, y va bajando mes a mes hasta llegar al 45%. El proyecto de ley mejorará el resguardo, aumentando los beneficios y permitiendo que las personas que han perdido o tengan suspendido su trabajo puedan volver a recibir el monto máximo de este beneficio, el que favorecerá a más de 800 mil personas.


Fuente: El Mercurio