1/4

1/4

1/4

1/4
Buscar
  • Fuerza Minera

Argentina: Inversiones mineras llegan a más de US$ 9.800 millones

El Gobierno ve en la minería un sector con potencial para avanzar hacia la “salida exportadora” y que no sea solo el campo el que aporte las divisas que el país necesita para crecer, acumular reservas y repagar la deuda externa.

Con los anuncios de la semana pasada, las inversiones alcanzan los u$s 9.894 M desde enero del 2020, por los desembolsos en producción, sostenimiento, ampliaciones, construcción o fusiones. Solo en la última semana, hubo anuncios de inversión por u$s 480 millones para construir plantas de carbonato de litio. Actualmente, hay 87 proyectos mineros activos, aunque solo 17 en producción y 3 en construcción.

En cuanto a las exportaciones, finalizaron el 2021 en u$s 3.200 M, casi sin variación con respecto al 2019. Sin embargo, en la Secretaría de Minería consideran que ese número podría superar los u$s 13.000 M en la próxima década. En la cartera, que depende de Desarrollo Productivo, miran los casos de los países vecinos: Chile pasó de exportar u$s8.700 M en 2003 a u$s58.700 M el año pasado, mientras que Perú saltó de u$s3.000 M en los 2000, a u$s32.000 M en 2021.

Pasar basar las estimaciones del aumento de las exportaciones, en la Secretaría de Minería observan dos minerales claves para la transición energética: el cobre y el litio, que entre los dos concentran el 86% del total de las inversiones futuras. Tras 2021 con muy poco movimiento, en 2022 se espera un año con nuevos proyectos en minería.

En cobre hay 10 proyectos avanzados donde las exportaciones podrían ampliarse a u$s 6.000 M anuales. El más destacado es el Proyecto Josemaría, en San Juan, que este año comenzará la etapa de construcción, luego del anuncio de inversión que hizo la canadiense Lundin Mining, por u$s4.200 M. En el caso del litio, el Gobierno estima que podría aportar hasta u$s4.500 M anuales en exportaciones, por la ampliación de tres nuevos proyectos: Olaroz, Mina Fénix y Caucharí-Olaroz.

Además, este año podría arrancar la construcción de tres plantas de litio: en el salar “Centenario-Ratones” en Salta, de la empresa francesa Eramet; en Tres Quebradas, de la empresa Zijin Mining, en Catamarca; y en Salar del Rincón, también en Salta, por la empresa Río Tinto, la segunda más grande del mundo. Desde el sector empresario contaron que hay proyectos como Calcatreu, un yacimiento de oro y plata en Río Negro, donde las compañías tienen temor de arrancar luego del conflicto en Chubut. El mayor problema para el Gobierno es la falta de consenso, no solo en la sociedad, sino a nivel interno, algo que no ocurre en el caso de los hidrocarburos. Por eso desde Desarrollo Productivo analizan cómo llevar información a ámbitos científicos, como universidades, y armar mesas con gremios y sectores de la sociedad civil.

Una idea, todavía muy incipiente, que informaron desde el Gobierno a empresarios mineros, sería la posibilidad de desarrollar una empresa estatal nacional para avanzar en la planificación del sector. Sin embargo, la mayores dificultades son las necesidades de inversión: en litio, requiere al menos u$s 500 M, para comenzar a tener rentabilidad en mínimo 2 años, mientras que en cobre, los montos pueden superar los u$s 4.000 M, y los plazos, más de 5 años. En tal caso, otra idea que se barajó es la de ampliar YPF Litio.

Martín Burgos, economista del Centro Cultural de la Cooperación, opinó: “Aunque tenga enormes dificultades, el proyecto de una empresa estatal minera no monopólica puede ordenar el sector, fomentar las inversiones en algunos proyectos estratégicos, hacerse cargo de las externalidades ambientales de mejor manera que lo hace una empresa que solo busca rentabilidad y tener un mayor apoyo de parte de la sociedad civil”. Mientras tanto, las empresas privadas reclaman modificar retenciones a las exportaciones, devolución de IVA en construcción y acceso al mercado de cambios.

Fuente: Ámbito